Mientras muchos usuarios aún esperan la actualización de Android 4.0 Ice Cream Sandwich para sus smartphones, el mundo sigue girando y ya llegan los primeros rumores sobre la llegada de Android 5.0 Jelly Bean.

Aunque la penetración de Ice Cream Sandwich es apenas de un 5%, Google trabaja para que este mismo año se puedan ver los primeros terminales con la siguiente versión de su sistema operativo. Según se cuenta en The Wall Street Journal, a finales de año llegarían algunos modelos de la gama Nexus equipados con Jelly Bean que Google vendería de manera directa al usuario a través de su Play Store.

En dicha publicación, se asegura que los de Mountain View están trabajando con 5 fabricantes para cerrar acuerdos de lanzamiento de varios dispositivos Nexus, que incluirían smartphones y tablets. Además, estos gadgets serían low-cost, cifrando The Wall Street Journal sus precios entre 150 y 200 dólares. La mitad del actual Google Nexus (400 dólares).

De ser cierta toda esta información, habrá que ver la reacción de la industria, sobretodo de los operadores, porque con esta venta directa Google se los salta directamente.

Vía | SiliconNews