A Orange le debe ir bien el tema de lanzar sus propio hardware. Ya son varios los smartphones (e incluso un tablet) lanzados bajo su propio sello y a este grupo se une ahora el Orange Hollywood.

Para el Orange Hollywood el operador sigue apostando por Android como sistema operativo (personalizado) aunque introduce una novedad importante: la inclusión de un teclado QWERTY físico. Hasta ahora, todas las apuestas de Orange pasaban por modelos completamente táctiles y en este caso ha variado de diseño.

Lo que no cambia es su público objetivo siendo este teléfono otro smartphone encuadrado dentro de lo que podemos denominar como low-cost. Una pantalla de 2.4 pulgadas, una cámara de 3.2 megapíxeles, conectividad WiFi (no 3G) y su ligereza (apenas 95 gramos) convierten a este Hollywood en una opción interesante para los clientes de Orange que no quieran muchas complicaciones.

Vía | Pocketlint